BULLYING, Una Historia que se escribe a Diario.

 

En el programa de educación desarrollado en la IE DAGUA, en el área de Ciencias Sociales, siguiendo los lineamientos del AbP nos hemos trazado la meta de trabajar con todos y todas la estudiantes de los grados 10 y 11 en una intensa campaña en contra del bullying, sus gestores y sus consecuencias.

 

Nuestro proyecto denominado "Bullying, una historia que se escribe a diario" recoge lo mejor de la realidad, la creatividad, el ingenio e innovación de los estudiantes para desarrollar videos, textos y un masivo evento donde la comunidad se compromete en contra del maltrato escolar y todas sus facetas.

 

Los estudiantes de grado 10 desarrollan guiones que serán cortometrajes y los estudiantes de grado 11 desarrollan toda  (Imagen tomada de: http://piensajoven.adsib.gob.bo/UE_Abel_Iturralde/Lithze-Perez/i_magenes.html)          la estructura mediática y técnica del evento.

 

a continuación un guión creado por las estudiantes  Paola Shirley Perez, Oriana Bautista, Vivian Valencia, Gisell Erazo del grado 10-2 sede Gimnasio de la IE DAGUA

 

 

LA EDUCACIÓN NO TIENE COLOR (Trabajo en Construcción).

 LA EDUCACIÓN NO TIENE COLOR

 

Todo empezó cuando la madre de Andrea decidió,  por bien propio,  cambiarla del colegio. Aquella joven, que estaba pasando su etapa de adolescencia, muy emocionada, no esperaba la hora de ir a clases. Venía de un colegio afro donde sus maestros y compañeros eran negros, pero ella nunca se imaginó que por ser negra, sus compañeros le quitarían la felicidad...

 

El domingo en la noche,  Andrea estaba viendo las fotos de su antiguo colegio y sus compañeros y,  en eso entra su madre al cuarto y la ve nostálgica y le dice:

--Hija, yo sé que esto va ser algo muy difícil para ti porque vas a estar en un colegio donde no todos los estudiantes son afros,  como en tu anterior colegio. Trata de dar todo lo mejor de ti para que te puedas acoplar a tu nuevo colegio.

 

Andrea muy emociona le responde:

--mamá por supuesto voy a dar lo mejor de mí.

 

Al otro día Andrea se dirige al colegio donde su profesora,  entra con ella al salón y la presenta ante todos los compañeros del salón. Pero se dio un total silencio y, luego, entre sus propios compañeros la empezaron a mirar raro y a murmurar sobre ella; cuando salieron a descanso, Andrea se aisló de sus compañeros pero allá le fueron a llegar donde estaba ella. Muy groseramente la insultaban, sin tener motivo alguno

 --“Bienvenida carbón con ojos, esta negra tan fea, murciélago,  pelo de esponja, esta tonta, entre  otros”. 

 

Cuando termino la jornada escolar, ella llego a su casa, donde su madre le pregunta:

--¿cómo te fue hija?

 

Ella guarda su dolor y responde

 _bien mamá.

 

Ella se dirige a su cuarto donde comenzó a escribir unas palabras donde la frase que más resalto fue “la educación no tiene color”. Con lágrimas en sus ojos, Andrea se queda dormida queriendo despertar de aquella pesadilla de la cual había empezado apenas a vivir.

 

Al otro día Andrea se dirige a su colegio donde cada vez se siente más sola y más juzgado por una simple y sencilla razón: su color de piel, ya que era la única de su salón que era de piel morena.  Y  pasaron los días, y Andrea seguía sufriendo un acoso escolar que,  sin tener culpa alguna, sus compañeros la hacían sufrir con burla, malos comentarios como

 

 “-pelo chamiza, negra insolente, buena para nada, oscuridad, cosas negra, cosa con ojos”

Con aislamiento y rechazo por parte de ellos Andrea quiere salir a correr, sin embargo esto apenas comienza.

 

Cierto día,  cuando Andrea sale del colegio, una de sus compañeras la coge por la espalda y le dice que tiene que hacer lo que ella le ordene porque si no tendrá que sufrir las consecuencias.  Andrea muy asustada se reúsa a obedecerle, sus compañeras la agreden físicamente y verbalmente con palabras ofensivas

-- “leña quemada, negra asquerosa, buena para nada, pelo de alambre”

 

Andrea exclama ¡ya no más!

 

Sus compañeras sueltan a Andrea, pero ellas le exigen que ella haga sus trabajos por ellas y,  muy atrevidamente le tiran sus cuadernos para que Andrea realice el trabajo de ellas.

 

Andrea, muy cumplida, se trasnocho esa noche por hacer esos trabajos. Su  madre,  sin saber que su hija estaba sufriendo el famoso bullyng o acoso escolar, tiene que madrugar  al día siguiente para trabajar duro y realizar sus actividades. Andrea se queda terminando aquellos trabajos y escribiendo frases donde ahora la frase que sobresale es

-- “si queremos la paz debemos empezar teniendo igualdad”.

 

Al otro día, sus compañeras le reclaman a Andrea por los trabajos, ella se los entrega pero le exigen el trabajo de ella y, sin pensarlo dos veces, sus compañeras se lo arrancan y se lo destruyen. Andrea comenzó a llorar muy desconsolada; sus compañeras le advierten que si ella dice algo la van a encontrar por el camino a su casa y que la golpearán, Andrea tiene que pasar todos los días por ese camino para ir al colegio y que si sabe lo que le conviene no va a decir nada sobre lo que le paso a su trabajo o si no tendrá que sufrir las consecuencias de no haber callado.

 

Andrea entro al salón de clases donde la profesora estaba  recibiendo los trabajos. Era un viernes, a la última la hora. La profesora  llama a Andrea, ella se para de su puesto y le dice a su profesora que no hizo el trabajo por descuido. La profesora, al finalizar la jornada, trato de hablar con Andrea, pero ella no contestaba ninguna de sus preguntas: solo lloraba sin razón.

 

la profesora le dice que se puede retirar pero ella sintió que algo estaba mal y cuando estaba en su escritorio, al final de clase,  se le acerco una joven que ha venido observando todo el matoneo que ha vivido Andrea, Valeria que fue la única que no rechazo a Andrea, hablo con la profe y le comento la situación; la profe muy angustiada intenta llamar a la madre de Andrea pero su intento fue fallido, la profe tiene que esperar hasta el lunes para hablar con Andrea sobre lo que está pasando para poder hacer el debido proceso en el colegio  e informarlo al comité de convivencia, pero era  fin de semana y no podía hacer nada.

Valeria, muy preocupada, llama a Andrea.  Ella le expresa a Valeria que ella ya no quiere nada y que de vivir con esa pesadilla prefiere descansar sin despertar, y colgó.

 

Valeria, muy asustada, llamo a la profe y le dijo sobre lo que había pasado, la profesora llama a la mamá de Andrea dándole avisó pero ya era tarde. Cuando su madre entro al cuarto Andrea se había intentado cortar las venas para quitarse la vida.

 

A Andrea la llevan al hospital donde su madre, la profesora y Valeria esperan en alguna respuesta .El medico sale y dice:

_fue un milagro de Dios! Andrea está viva.

 

Todas muy contentas con el informe deciden ir a descansar (viernes noche).

 

Andrea le da salida del hospital. Su madre lo único que le preocupa es el trabajo, cuando llegan a casa cada una se va descansar, al día siguiente (sábado) la mamá de Andrea se va para el trabajo y Andrea queda en casa sola, ella recibe un mensaje de las compañeras que le hacían acoso escolar donde su mensaje decía: “Eres una tonta, negra tenías que ser para ser tan bruta y no hacer nada bien, ahora no creas que te salvas tienes que seguir siendo, nuestra esclava negra inmunda”.

 

Andrea muy angustiada no quiere seguir con esta pesadilla y decide tomar una terrible  decisión. Ella busca un palo,  donde amarro una soga. Muy triste decide escribir una carta:

 

“Querida mamá Perdóname, sé que es difícil leer esto, para mí tampoco es fácil escribirlo, pretendo ser breve, supongo que estás muy triste por lo que he hecho, pero no debes preocuparte, estoy bien.  ha sido mi decisión y creo que es correcta. Fue lo mejor tanto para ti, como para mí y las demás personas sé que mi único error fue haber sido negra, pero te pido perdón por haberte decepcionado, solo quiero que se sepan que todos somos iguales y que la educación no tiene color”

 

Tristemente Andrea se suicidó. Cuando su madre llego del trabajo  encontró a su hija colgando del árbol, la madre cuando la vio dice:

_ ¡MI NIÑA NOOOOO! (llorando la madre- sábado en la tarde)

 

Mensaje de reflexión...

Todos tenemos sentimientos, todos somos iguales, únicos y diferentes en aspectos,  y merecemos el mismo respecto. Por eso entre compañeros debemos aceptar las diferencias de cada persona, queriéndonos unos a los otros.

 

Las jóvenes agresoras fueron detenidas y llevadas a un reclusorio de menores procesadas por su delito.La profesora se sintió muy decepcionada de sí misma por no haber detectado el problema a tiempo y no haber podido ayudar a Andrea.